Reflexiones a bordo de la Diosa

Tripulación a bordo de la Diosa en una travesía en Valencia, frente a la playa Malvarrosa
Poder acompañar a la Diosa y ser parte de su tripulación, aunque fuera por poquito tiempo, resultó una gran experiencia para mí.
La Diosa me ha servido para aprender.
Aprender a vivir no siempre dentro de mis límites de confort. Aprender a abrir nuevos horizontes. Aprender sobre nuestros océanos, sobre plásticos, sobre personas... Aprender a vivir en armonía con el viento y el agua. Pero, aún más importante, me enseñó a respetarme y amarme a mí misma tal y como soy.

Visita guiada a bordo del Diosa Maat

Si te perdiste en algún punto las visitas guiadas a la Diosa, ahora tienes la oportunidad de ver un recorrido "rapidito" por el velero de Ecologistas en Acción. ¡Qué lo disfrutes!

Limpieza de fondos en la costa de Salobreña (Granada)


El domingo nos embarcamos en la Diosa rumbo la costa de Salobreña (Granada) junto con los buzos del Club Universitario de Buceo de Granada (CUB) para hacer una limpieza de fondos.






Esta es galería de fotos de la basura que encontramos durante la inmersión de seis buzos que duró aproximadamente una hora.
#LimpiezadefondosSalobreña

Reflexiones a bordo de la Diosa

El esperado momento
Tras meses y meses de decepciones, de ilusiones, de metas y de sueños tan tangibles como dispersos… la Diosa navega. Nuestra Diosa Maat, esa en la que hemos invertido tantas esperanzas, esfuerzo y  trabajo, es por todo esto que solo puedo describir mi experiencia a bordo del Diosa Maat como un sueño cumplido. Han sido pocos días, bien sabe la tripulación que me hubiese embarcado toda la campaña, pero a pesar de ser pocos han sido intensos.
Perdonad si esta no es la contribución al cuaderno de bitácora que esperabais y es que podría aprovechar estas líneas para hablaros de la campaña, de la cantidad de basuras marinas, sobre todo plásticos, que hemos encontrado en las limpiezas, de la falta de respeto por la naturaleza que tienen las generaciones de hoy en día, de la importancia de crear conciencia con pequeños gestos a la hora de comprar… Pero tras darle algunas vueltas he decidido que prefiero hablaros de esas personas que si son conscientes del problema y que poco a poco, de mejor o peor forma, pero de la que saben, van intentando que en este grupo al que muchos llaman “locos” (tan solo porque luchan por protegernos de los de nuestra propia especie) seamos cada vez más.

Desengánchate del plástico #azuloscurocasiplástico

Los materiales considerados basura marina comprenden artículos fabricados con multitud productos de plástico, madera, metal, vidrio, goma, papel y prendas de vestir (con composición plástica en la mayoría de los casos) y proceden de las actividades humanas terrestres, llegando al mar a través de los ríos, drenajes, alcantarillas y el viento y, de las actividades pesqueras, el transporte marítimo y las instalaciones marinas como plataformas petrolíferas y granjas acuícolas. Según la Agencia Europea de Medio Ambiente, tan solo el 15 % de la basura marina flota sobre la superficie del mar; otro 15 % permanece en la columna de agua, y el 70 % restante descansa en el lecho marino.

Los componentes naturales (algodón, madera, etc.) de la basura marina, con el tiempo se transforman a dióxido de carbono, agua y moléculas inorgánicas. Sin embargo, año tras año, el plástico convencional vertido se suma a la cantidad ya existente, que ahora es de menor tamaño pero más numeroso. En la actualidad, el plástico es el residuo marino más abundante.

La producción masiva de plásticos se inició en la década de 1950 y ha aumentado exponencialmente de 1,5 millones de toneladas al año hasta niveles de 299 millones de toneladas en 2013. Cerca de un tercio de la producción actual está integrado por envases desechables que se abandonan al cabo de un año más o menos.



Para saber más...
[INFORME] Desengancharse del Plástico
Descargar> [INFORME] Desengancharse del plástico

El velero Diosa Maat no va a Melilla por problemas técnicos

Guelaya – Ecologistas en Acción Melilla y la tripulación del velero Diosa Maat no podrán encontrarse este verano durante la singladura de la campaña “Azul Oscuro, casi Plástico” por problemas técnicos.

Las fuertes reparaciones ejecutadas hasta el momento han sido insuficientes para afrontar los retos que plantea saltar el Mar de Alborán, habiendo obligado a la coordinación de la campaña a reorganizar una vez más el itinerario, suprimiendo la parada de Melilla y rescatando los puntos anulados por la avería del motor a primeros de julio: Motril (Granada) y Málaga capital.

El estado de la jarcia firme siembra dudas entre la tripulación acerca de los riesgos derivados de someter al Diosa Maat a presiones y esfuerzos límite ante la posibilidad de enfrentarse a alguno de los frecuentes temporales en el Mar de Alborán durante la época estival.

Atendiendo al principio de precaución y priorizando la seguridad e integridad física de los voluntarios y de los miembros del equipo, el capitán de este velero justiciero ha convenido evitar riesgos innecesarios.

Los costes de las reparaciones necesarias y planteadas para la próxima primavera serán costosas y complicadas, por lo que cualquier colaboración será bienvenida. Es posible apadrinar por tan sólo 1€ al mes este proyecto a través de la plataforma TEAMING, o aportar apoyo económico mediante donaciones directas al velero.



¡¡GRACIAS POR APOYAR Y CREER EN EL EQUIPO PIRATA… JUNTOS SOMOS MAREA!!

Por qué es importante tomar datos de las limpiezas de playas y fondos

La toma de datos en la limpieza de nuestra costa es muy útil para analizar el impacto real que producen las actividades humanas, identificar los residuos más abundantes, divulgar y concienciar sobre la cantidad de basura que se acumula en nuestras playas y hacer un seguimiento.


Para ello Descarga el archivo, rellénalo con los datos recogidos en la limpieza en la que participaste y una vez cumplimentado envíalo a voluntariado.diosamaat@gmail.com

¡¡¡Descarga el archivo y colabora con nosotros!!!

Reflexiones a bordo de la Diosa


La madera cruje, se tensa y suena en la mar. Cuando es barco y no es puerta, ni mesa, ni casa. Cuando es ella contra todo lo demás, y es lo único que tenemos. La Diosa nos cuida y nosotros hacemos lo que podemos con ella. Se tambalea cada vez que se embarca la mala energía y no es capaz de salir por ninguna de las escotillas. Nos aproamos al viento como si sacáramos pecho mientras estamos muertos de miedo. Quizás este es el sentimiento de aprender, o quizás son cosas “que no tenemos por qué aguantar”. Pero la Diosa se siente hogar, eso lo sabe. Se siente rutina en la incertidumbre y en el caos, se siente punto de partida y de referencia, se siente que pase lo que pase siempre tendrá un lugar en un espacio de cada una de nuestras vidas [aunque aún no sepamos si por éxito, o por desastre].